Comparte

Viaje de escalada en roca rumbo a Yosemite.

Desde hace un tiempo he estado recordando algunos de los viajes que he realizado en mi vida, no sé si tenga que ver que he estado trabajando mucho, que llevo un buen rato sin vacaciones, o la añoranza de una vida sin pandemia. 

Hay un viaje que me viene mucho a la mente y que me trae muy buenos recuerdos, de esos recuerdos de la vida universitaria en Monterrey. Para no hacer el cuento largo, unos buenos años atrás, llegué a mí último año de la carrera con ganas de aventura, con ganas de dejar todo y con un apetito de exprimir la vida. En ese entonces, además de ser una ñoña en la escuela y de tener un trabajo, también era una obsesionada de la escalada. No hacía más que estudiar, trabajar, dormir y escalar, escalar, escalar, ah y escalar. 

Todo empezó cuando por azares del destino, fui a una competencia de escalada a Saltillo y unos amigos escaladores, al escuchar que yo quería una aventura en California, me invitaron a un viaje de escalada que estaban planeando por Estados Unidos. No lo tuve que pensar dos veces y les dije que sí. La idea era viajar varios meses en camioneta y acampando hasta llegar a Yosemite. Entonces tenía que solucionar mis clases, ya sólo me quedaba el último semestre e increíblemente fue fácil, una materia la metí en línea (antes de que eso fuera normal) y la otra que me faltaba, simplemente le pedí permiso al profesor de no ir a clases y para mi sorpresa me dijo que no había problema, que era suficiente con que le entregara el trabajo final, ¿lo pueden creer? 

Renuncié a mi trabajo, hicimos un plan, preparamos todo y mis amigos y yo comenzamos con el viaje al comenzar el verano. Comenzamos siendo 4, 3 chicos y yo, y nuestra primera parada fue llegar a San Antonio. Todos éramos muy jóvenes y con alma aventurera, pero para las aventuras se necesita dinero. Así que estuvimos trabajando un mes como albañiles, jardineros, o lo que cayera. Construimos un cobertizo en un patio, colocamos pisos y arreglamos un jardín. Trabajamos entre semana y los fines de semana nos íbamos a Austin a escalar y de fiesta.

 

Finalmente terminamos el trabajo, nos pagaron y 3 de nosotros nos fuimos a continuar la épica aventura. El siguiente lugar donde estuvimos casi dos semanas fue Hueco Tanks en el Paso, Texas. Ese lugar es un paraíso para practicar boulder, y hubo de todo, conocimos personas increíbles, bouldereamos hasta reventar los dedos, aprendimos a disparar (porque pues Texas), me lesioné al caer mal de un boulder, convivimos con víboras de cascabel y comimos rico. 

 

Nos despedimos del calor para ir a una zona boscosa en Nuevo Mexico llamada Enchanted Tower. Una formación de piedra impresionante, cual torre de un castillo, llena de rutas de escalada con desplomes. Los ruidos en la noche de la naturaleza eran de otro mundo, cualquiera podría pensar que si estaba encantado ese lugar. De ahí nos fuimos al famosísimo Cañón de Colorado. Disfruté de uno de los paisajes más impresionantes que jamás he visto, con ese majestuoso cañón de fondo, del lado izquierdo el más bello atardecer con un sol grande y un cielo lleno de tintes naranjas. Del lado derecho una luna saliendo de la oscuridad de la noche y al fondo, la más bella tormenta eléctrica, llena de rayos plateados y azules. Ese cañón también nos regaló unos recorridos donde hicimos senderismo y disfrutamos de las vistas. 

Para esto, les tengo que recordar que yo seguía estudiando, entonces era todo un reto estar buscando internet entre las zonas de escalada, persiguiendo cafeterías e intentando hacer todo lo que se pudiera mientras estaba offline. La mayor parte del tiempo nos la pasamos acampando, en donde fuera, en medio de la nada, en áreas de camping, a un lado de la carretera. Vivíamos con lo más mínimo, que nos cupiera en la camioneta y ya. Solo contábamos con algunos cambios de ropa, el equipo de escalada y camping, las laptops y montón de ganas de tener nuevas experiencias y escalar. 

El siguiente paso fue llegar a Las Vegas, no podrán creer que a 30 minutos del famoso Strip, está un lugar llamado Red Rock Canyon, donde se puede hacer escalada deportiva y tal como lo dice su nombre, las paredes de piedra son de un rojo impresionante. Ahí hacíamos una mezcla de estar en los casinos en la noche e ir a escalar en momentos en el día. Con el pequeño detalle que es un desierto y el calor que se sentía era verdaderamente impresionante, por lo cual no duramos mucho tiempo en ese lugar.

De ahí decidimos volver a escapar a lo fresco, nos fuimos al norte de California a un lugar llamado Mammoth Lakes a hacer escalada deportiva en granito. Ahí vimos a unos amigos míos que nos invitaron a pasar un par de días en su casa. Se sintió como la gloria ese lugar, después de muchas semanas de no pasar la noche en una casa, no bañarnos propiamente y no lavar la ropa en una lavadora.  

Finalmente, en septiembre llegamos a nuestro destino objetivo, Yosemite. Ese épico lugar lleno de leyendas de la escalada en roca, un verdadero paraíso. Cada rincón de ese sitio y cada paisaje están llenos de magia y es imposible que no estés feliz. Nos quedamos un mes acampando en Camp 4, donde las personas que están ahí comen, duermen y viven pura escalada.

Ahí aprendí a escalar en tradicional y debo admitir que lo disfruté mucho. Escalaba en trad y deportiva, hacía multilargos, bouldereaba, andaba en bici, hacía hiking, conocía mucha gente, me enamoraba, robaba pizza, caminaba en el bosque de noche, recogía basura tirada, asistía a conferencias de escalada, a fiestas, desacuerdos con los rangers, nadaba en fríos lagos y ríos, me subía al shuttle, hacía travesuras, admiraba gente, jugaba con la slackline, practicaba yoga, hacía mis tareas y sobre todo vivía. Todos y cada uno de los días que estuve ahí tenía esa sensación de sentirme muy viva y feliz. 

Después de ese increíble mes, mis amigos y yo tomamos caminos distintos, ellos se quedaron en ciudades al norte de California y yo me fui hacia el sur. Los siguientes tres meses estuve cerca de Los Angeles, escalando en Joshua Tree y visitando nuevamente Red Rock Canyon y Yosemite. En diciembre fue momento de regresar a Monterrey, a graduarme y a dejar esa aventura atrás. 

No puedo dejar de recordar ese viaje, lo feliz que fui en ese momento, llenándome de experiencias nuevas, haciendo puras cosas que me gustaban y alimentando esa pasión tan profunda por la escalada. Definitivamente cambió en gran medida mi percepción de vida y pude sentir por un gran momento lo bello que es vivir con lo más mínimo necesario y dedicarme a la aventura. No les dije, pero el trabajo final que me encargó mi profesor que me dio oportunidad de no ir a clases, fue el escribir un libro de la aventura, que, por cierto, debo de tenerlo en algún disco duro. Lo buscaré para desempolvarlo, pero mientras les comparto este resumen de esta bonita aventura. 

Disfruta de pasar tiempo en la naturaleza practicando algún deporte de montaña, yoga y meditación. Entusiasta de compartir conocimientos y experiencias en la montaña, además de promover el cuidado del medio ambiente.

Fátima Canales Autora

Disfruta de pasar tiempo en la naturaleza practicando algún deporte de montaña, yoga y meditación. Entusiasta de compartir conocimientos y experiencias en la montaña, además de promover el cuidado del medio ambiente.


Comparte
Share:

administrator

3 Comments

  • click here for healthcare savings google scholar, septiembre 8, 2021 @ 9:07 am Reply

    Spot on with this write-up, I really think this amazing site needs a lot more attention. I’ll probably be back again to
    read more, thanks for the information!

  • news, septiembre 11, 2021 @ 1:03 am Reply

    I am extremely impressed together with your writing abilities as well as with the format on your weblog.
    Is this a paid subject matter or did you customize it yourself?

    Either way stay up the excellent high quality writing, it’s uncommon to peer a great weblog
    like this one these days..

  • click here to apply now, septiembre 11, 2021 @ 4:39 am Reply

    I was recommended this blog by my cousin. I am not sure whether this post is written by him as no one else know such detailed
    about my difficulty. You are wonderful! Thanks!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *