Comparte

Por Dante Salomon

Probablemente el cañonismo es la rama del montañismo con un crecimiento cuantitativo más rápido de todas las áreas de montañismo. Esto ha traído consigo que se den un mayor número de accidentes. Por otro lado, los grupos de rescate en México y América Latina no están preparados para realizar estos rescates tan especializados, por lo que los accidentes que se han presentado se han solucionado con improvisación entre los mismos cañonistas y algunos cuerpos de rescate que saben un poco sobre técnicas acuáticas y/o verticales en algunos casos y con la ayuda de ambulancias aéreas en algunos excepcionales.

En este contexto surge la iniciativa de crear un grupo especializado, Rescate en Cañones México (RECAM) que toma como ejemplo a dos grupos de rescate de montaña también formados por voluntarios. Rescate Alpino y Espeleorescate México, el primero especializado en el rescate en alta montaña y el segundo en el rescate en cuevas.

El ejemplo a seguir es Espeleorescate Frances (Speleoseçours Français, SSF) quienes cuentan con toda una organización y estructura perfectamente sincronizada. Esa organización consiguió un acuerdo con los equipos de rescate oficiales de Francia para que ellos fueran los responsables de realizar los rescates en cuevas, no porque los grupos de rescate nacionales no fueran capaces, sino porque SSF está convencido de que no hay personas más conocedoras de las técnicas de espeleología como de las cuevas que los espeleólogos.

En este contexto surge RECAM, pues estamos convencidos de que la mejor opción es que cañonistas rescaten cañonistas.

La inquietud de organizar un grupo de rescate en cañones surge en 2013 cuando un compañero de la Asociación de Montañismo UNAM (AMUNAM) sufre un esguince y es sacado del cañón por sus propios compañeros y un burro. En una charla con mis amigos que estuvieron presentes en ese accidente surgió la pregunta “¿Que hubiera pasado se la lesión fuera mayor, digamos una fractura?” Entre las respuestas hubo una que dijo “les hubiéramos llamado a ustedes”, es decir los que hacemos rescate en cuevas. Esa respuesta me dio vueltas en la cabeza y concluí en que teníamos que capacitar cañonistas para realizar esta tarea.

En 2014 dentro de la AMUNAM dimos el primer taller de rescate en cañones con muy buen aprendizaje y en 2015 el primer curso de rescate en cañones también dentro de esa asociación. Pero era evidente que no era suficiente para todos los accidentes que había a nivel nacional, así que para febrero de 2017 se organizó el primer curso nacional de rescate en cañones. A partir de ahí se han dado otros 3 cursos nacionales, así como cursos regionales que han recorrido Veracruz, Querétaro, Nuevo León, Estado de México y Jalisco con más de 80 personas capacitadas. También hemos organizado simulacros en Querétaro, Estado de México, Morelos, Nuevo León y Veracruz. Así como cursos de especialización en Asistencia y Socorro a Víctimas y Gestión de Rescate en cañones.

Los objetivos de RECAM son realizar los rescates en los cañones más agrestes, donde los grupos de rescate tradicionales difícilmente pueden llegar. Además, apoyar a los grupos de rescate tradicionales en los cañones que sean medianamente técnicos o agrestes y no participar en los rescates de cañones de fácil acceso. Además, nos enfocamos en la prevención de accidentes difundiendo información tanto en medios electrónicos como en eventos especializados en esta área del montañismo con talleres, conferencias y platicas.

Detrás de todo esto hay mucha capacitación en rescate en cuevas en la AMUNAM, en ERM y con SSF tanto en México, Francia y Brasil así como en primeros auxilios agrestes en la AMUNAM y en España con SOS Montaña. Cursos en ICAN y cursos de espeleología, alta montaña, escalada en roca a lo largo de 25 años de experiencia. A esto hay que agregarle la organización de cursos, simulacros de rescate y expediciones.

¿Qué planes para el futuro?

El resultado ha sido tan bien recibido que hay interés por parte de cañonistas de America latina, por ejemplo, han venido a México personas de Puerto Rico y Perú. Ya hemos impartido cursos en Ecuador, Brasil y Colombia y hay pláticas para ir a Costa Rica, Puerto Rico, Chile, Panama y Bolivia. Algunos ya tenían fecha, pero debido a la pandemia se tuvieron que cancelar, así que es cuestión de paciencia para que fragüen algunos de estos proyectos.

En este momento estamos a punto de convertirnos en una AC para poder dar el siguiente paso que sería darnos de alta ante protección civil. Del 20 al 28 de febrero será nuestro próximo curso nacional de rescate en cañones de convocatoria abierta a todo el público (que cumpla con los requisitos solicitados). Del 22 al 25 de abril será nuestro 3er simulacro nacional además de algunos cursos de especialización como Asistencia y Socorro a Víctima, Gestión de rescate y ya está listo el curso Avanzado de rescate en cañones para miembros de RECAM. Además, daremos un taller de porteo de camilla en la Convención cañonera que será en Veracruz.

 Pueden seguirnos en “Rescate en cañones” en Facebook

@recam_ac en instagram


Comparte
Share:

administrator

1 Comment

  • Ilia Garza, septiembre 2, 2020 @ 11:58 am Reply

    Un curso con mucha profesionalidad, lo vale.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *