Comparte

7:00 AM época Pre-Covid, quedamos de vernos en la entrada al a huasteca, aun eran días frescos y libres de virus. La idea era empezar temprano y darle rápido, tres miembros en la excursión Anabel Olivas, Alberto Arrieta y un servidor. Extrañamente Anabel venia un poco retrasada, sin embargo, el clima sería benevolente por lo que no teníamos mucha prisa, 15 min después llego y nos arrancamos rumbo a los Nogales, aquí pudimos estacionar la camioneta frente a la casa de un amigo, su papa nos hizo el favor de hablar con la gente dueña del terreno por donde se accede y así alrededor de las 7:40 empezamos a caminar rumbo a Puerto Ballesteros.

Los primeros 10 km avanzas sobre el río con una pendiente casi imperceptible teniendo una ganancia ligeramente mayor a los 300m donde lo que cansa más es la piedra suelta, sin embargo, se puede mantener un buen ritmo de marcha nosotros recorrimos este tramo en poco menos de 2 hrs. A partir de ahí la inclinación empieza a incrementarse, te mantienes todo sobre la cañada, en estos próximos 4 km la ganancia es de poco mas de 600m. El ultimo tramo justo antes de llegar al puerto la vereda se pierde, sin embargo, se puede trepar un poco para llegar, se vuelve un poco cansado eso de ir sin vereda, pero no es mucha la distancia. A mitad de la subida en una parada por una barrita y agua cruzamos un ojo de agua, donde Anabel rellena uno de sus botes ya que había estado tomando mucha por la humedad

Ya en el puerto Ballesteros decidimos comer, hicimos buen tiempo 4:40 aproximadamente para recorrer 14km con casi 1000m de desnivel. En este punto les pregunto a Anabel y Alberto como van y que tanta agua tienen, ambos vienen aun con energía, sin embargo, Anabel ya tenía poca agua. A lo que ambos me responden, bueno ya solo falta la bajada, en este momento me reí un poco, esta es una ruta donde la bajada termina siendo más larga y cansada que la subida, algo que ellos desconocían. Pero no me adelanto.

Después de un rato de disfrutar decidimos seguir el camino, con la intención de salir con luz de día. Empezamos a bajar sobre una vereda que va pegada a la cañada, inicia por el lado izquierdo y después brinca hacia la derecha del río. En esta sección aun hay algunas marcas de Rucos Extremos. Lamentablemente esta vereda se deslavo en una parte y en otra la misma naturaleza termino por cerrarla por lo que quizás tras unos 700m desaparece y se vuelve un juego de orientación y buscar la mejor manera de avanzar, nosotros decidimos mantenernos por la derecha del río haciendo columpios, hasta que en cierto momento nos empezamos a elevar y veíamos sería mas complicado bajar a la cañada. Lo cual es muy importante ya que más adelante hay un cruce, para subir a un puerto y cruzar al cañón del diente.

Finalmente decidimos regresar un poco hasta la ultima cañada perpendicular y ahí desescalar con ayuda de una bandola, para mantenernos sobre el río. A estas alturas Anabel se había terminado su agua, Alberto y yo aun teníamos y no me preocupaba mucho ya que por lo general hay agua en alguno de los dos ríos y llevaba iodo para desinfectar el agua. Justo como lo esperábamos más adelante pudo recargar. 2 horas después (7 hrs del inicio) finalmente estamos en el cruce. Aquí hay que subir 150m aproximadamente hacia el puerto (dirección Norte-más adelante Noroeste). De inicio parece haber una vereda la cual dura 100m y entras a zona de matorrales y espinas. En este puerto en ocasiones logras captar señal celular (por aquello de tener alguna emergencia puede ser útil). Una vez en el puerto hay otra vereda que baja en dirección noreste, y va haciendo zig-zags. Al igual que el resto de las veredas ya en la bajada están muy cerradas, y se pierden, muchas veces se confunden con cañadas.

Durante la bajada algunas veces veíamos que era más complicado seguir por la vereda que bajar por la cañada, y la misma vereda se volvía a juntar más adelante, la complicación mayor en esta zona, la ortiguilla, cuestión de andar con mucho. En cierto punto podía ver el cañón del diente, sin embargo, la ruta aun marcaba un zigzag prolongándose hacia el este. Hace algunos años había seguido esa ruta y terminas bajando por una cañada bastante deslavada por lo que sugerí bajar directo al cañón y seguir sobre este. Anabel y Alberto me cuestionaban si estaba seguro podríamos avanzar sobre el cañón, la respuesta contundente es sí. Existe otro recorrido entrando por Chipinque hacia la Crisolita donde bajas a puerto Elizondo y recorres todo el cañón del diente, pero esa es otra anécdota. Confiando en lo que les explique decidimos bajar al cañón, la bajada tiene algunas complicaciones es necesario que se tengan habilidades para desescalar o bien llevar cuerdas/bandolas.

Ya en el rio pudimos avanzar bastante más fluido hasta el rapel. Antes del huracán Alex (2010) no era necesario hacer rapel había una piedra atorada que podrías pasar por debajo de esta, sin embargo, con el huracán se atoraron más piedras y ahora llegas justo por arriba de esta y se requiere hacer un rapel de 20m. Aquí había una bandola (con el nudo mal hecho a una plaqueta) decidí montar un sistema desembragable para que bajaran Anabel y Alberto con un mosquetón directo al anclaje, para bajar yo puse una bandola nueva sin embargo recomendaría llevar un maillon para reemplazar y poner un anclaje secundario ya que no existe.

Después del rapel avanzamos sobre la cañada, a estas alturas llevábamos 9 horas sin embargo sabíamos que ya estábamos cerca de terminar. A escasos 300m del rapel vaya sorpresa, nos encontramos otro rapel de 40m aproximadamente, del cual no recordaba yo haber realizado ni estaba documentado. Y para el cual si hacíamos tendríamos que abandonar cuerda ya que no había forma de poder recuperarla. Decidí regresar sobre el camino para ver que habíamos extraviado intente por la pared de la izquierda y nada, estuvimos platicando sobre las opciones, decidimos abandonar cuerda y volver por ella, ya de regreso a donde estaba el rapel les dije que me esperaran un segundo, subí por la derecha y encontré una mojonera, el momento mas feliz del día una vereda ya inexistente pero que nos ayudaba a sortear el rapel. Perdimos casi 1 hora buscando esta bajada. Ya incorporados sobre la cañada todo fue felicidad pronto llegamos a la mina

De la mina en adelante hay una vereda que se convierte en camino de terracería, he de recalcar que en este tramo la loquita todavia nos hizo correr hasta la salida donde amablemente nos permitieron salir de la propiedad(es una propiedad privada). Después de 11:30 horas y 32.5km ya estábamos en la calle camino al diente (6 horas de bajada, lo bueno es que era lo fácil), donde pudimos pedir un Uber para ir de regreso a la huasteca y por unas buenas cervezas y pizzas.

Datos Técnicos

  • 32.5 km Recorrido Total
  • 1120 m de Desnivel acumulado
  • 1 rapel 40m

Equipo Recomendado

  • 1 cuerda 45-60m
  • Bandola 10-20m
  • arnés, descensor, línea de vida
  • Equipo de emergencia: botiquín, navaja, encendedor, manta térmica, silbato, lampara
  • 4 litros de Agua
  • Comida de marcha y comida fuerte
  • Llevar pastillas, yodo, microdyn o alguna forma de purificar agua

Comparte
Share:

administrator

Aficionado a los deportes de aventura, principalmente enfocado en deportes de montaña. Alta montaña, senderismo, cañonismo, escalada, bici de montaña. Inicie en el club de montañismo Trepacerros, y he seguido capacitandome en distintas áreas, con cursos de cañonismo, excursionismo, primeros auxilios en áreas silvestres, alpinismo, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.