Comparte

Por Ana Silvia Ibarra

El país en el que sobra nieve y montañas es Noruega. Esta combinación es perfecta para practicar esquí de randone. Este deporte involucra escalar montañas usando esquís tanto para el ascenso como en el descenso. La ventaja es poder practicar el montañismo durante los meses de invierno donde la caída de nieve es intensa, de manera que solo se pueden perseguir cumbres con zapatos de nieve o sobre esquís. El invierno es largo en este país escandinavo, la temporada empieza en noviembre y termina en mayo. Si uno tiene suerte, se puede esquiar incluso en los meses de junio y julio. A principios de temporada, la luz solar es escasa, pero conforme avanza la primavera se puede ver el sol veinte horas al día. Esto hace posible recorrer varios kilómetros y escalar prácticamente todo el día. El esquí de randone es único en cuanto a que permite a uno ganarse un rápido descenso después del esfuerzo que requiere alcanzar la cima de una montaña. Si subir una montaña a veces requiere de tres a cuatro horas, el descenso solo es de 30 minutos.

Hidalguense entusiasta de la nieve. La oportunidad de vivir en un país nórdico permitió el aprender deportes invernales. Mis favoritos son el esquí nórdico y el esquí de randoné.


Comparte
Share:

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *