Comparte

Por Javier Barreda

El poder vivir la montaña en el deporte que se te ponga enfrente, de la mano con tus compañeros de equipo, en un mismo evento, es una hazaña que hace años no se vivía en México. Este 2019 se celebró la tercera edición de La Ruta Madre Expedition Race, una carrera de aventura que fue inspirada, así como muchas otras a nivel mundial, por la carrera televisada en los años 90s por Discovery Channel, el Eco-Challenge.

Hace 10 años me invitaron a hacer equipo para ir a correr carreras de aventura en Chihuahua, Durango y en nuestra casa, Nuevo León. De ahí culminé mi deseo de vivir lo que era una carrera de aventura. Lamentablemente, poco tiempo después, desaparecieron de México, debido a la inseguridad y falta de soporte para mantenerlas vivas. Y claro que muchos nos quedamos con las ganas de seguir viviendo estas experiencias.

Después de casi una década de no tener carreras de aventura en México, nació la idea de organizar La Ruta Madre, junto con mis socios, mientras estaba internado en el hospital después de una cirugía. La primera idea nació en el 2016 con un dibujo a papel y lápiz, trazando los poblados, las montañas y cañones que tenemos en el Parque Nacional Cumbres de Monterrey. Ideando cómo combinar diferentes deportes, cómo asegurar la logística y seguridad de los corredores, así como de los miembros del staff.

El primer año se celebró en 2017 y nos propusimos una ruta de 100 km con equipos de 3 personas, categorías mixta y varonil. Tuvimos la participación de 15 equipos y sólo 2 mujeres, nos visitaron desde Canadá, Alemania y Francia. En 2018 hicimos mayores esfuerzos en publicidad y variamos las opciones para los participantes, ofreciendo 50, 100 y 200 kms, teniendo un total de 24 equipos, 8 mujeres y nos visitaron desde Ecuador, Canadá, Alemania y Estados Unidos.

Uno de los mejores resultados que obtuvimos de nuestra segunda edición, fue un documental de 25 minutos que se estrenó en diferentes destinos de México, también participó en diferentes festivales internacionales de cine de montaña, ahora ya se puede encontrar en la web y esto dio frutos para poder ser anfitriones en 2019 de 44 equipos provenientes de 9 países diferentes y la participación de 41 mujeres. Los tiempos de aventura van desde 10 horas el 1er lugar de 50 km, 22 a 36 horas los equipos que terminaron los 100 km y 54 horas el 1er lugar de 250 kms.

La esencia de las carreras de aventura radica en la confidencialidad de su ruta hasta un día antes de arrancar, no se permite utilizar GPS o cualquier aparato electrónico, todo es navegación con mapa y brújula. No promovemos el uso de marcas ni señales artificiales en la montaña, se trata de poder entender la naturaleza y progresar gracias a las habilidades de cada montañista. Se tiene que correr en equipo y una vez que la carrera comienza, el equipo unido tiene que sortear juntos los retos y aventuras que se presenten en la carrera.

No existe una limitación por deportes, en La Ruta Madre se han presentado trail running, mountain bike, cañonismo, rappel, ascenso en cuerdas, orientación, espeleología, escalada en roca, kayak y slackline. Pero inspirados en otras carreras a nivel mundial, quedan muchas opciones por explotar en los siguientes años.

Existen dos reglas que nos han dado un sello distintivo a nivel nacional, primera: la persona que sea sorprendida tirando basura, queda descalificado su equipo, esto abarca también a los miembros del equipo de apoyo. La organización tampoco genera basura, brindando hidratación únicamente en los mismos recipientes de los competidores. Segunda: los equipos deben de ayudarse mutuamente en caso de necesitar auxilio dentro de la montaña, el tiempo que dediquen en ayudar será bonificado y en caso de no ayudar, el equipo será descalificado, promoviendo la camaradería y trabajo en equipo que se vive en las carreras de aventura desde hace décadas.

La organización, junto con los corredores, promueven el apoyo de manera ecológica, económica y social las comunidades por donde se desenvuelve la ruta. Ecológicamente no dañando la naturaleza con marcas artificiales durante la ruta, evitando tirar basura. Económicamente se consumen alimentos y se montan campamentos en las mismas casas de los locales. Socialmente se respetan las costumbres y tradiciones, se donan ropa y juguetes y los equipos de apoyo conviven durante su estancia con las familias que nos apoyan al desarrollo de la carrera.

Disfruta de los deportes de montaña y aventura como alpinismo, cañonismo y ciclismo. Con Yeti Adventures ha lidereado y guiado cientos de grupos en aventuras en cañones acuáticos y montañas de la región.

Javier es fundador de la Ruta Madre Expedition Race, carrera internacional de aventura referente en México por su profesionalismo calidad y seguridad


Comparte
Share:

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *